top of page
  • Fundación La Casa Común

Empresa Nacional del Litio: ¿Una vieja receta?

Columna de Eugenio Rivera Urrutia

Doctor en Ciencias Económicas y Sociales por la Freie Universität de Berlín y colaborador de La Casa Común.


En relación con la estrategia nacional del litio, Sebastián Claro, en “Una vieja receta”, sostiene que una licitación de cuotas sería fácil, rápida y el Estado podría aumentar significativamente sus ingresos sin “poner un peso”.


Sin entrar a discutir si la propuesta es fácil y rápida, caben dos reflexiones. La primera, ¿es el aumento de los ingresos en el corto plazo la oportunidad más importante que abre el litio? Considero que no; la política del litio, junto con el rápido y sustancial aumento de los ingresos, se plantea objetivos más ambiciosos y de mayor alcance. Se busca insertar al país en cadenas de valor asociadas a la transición energética, promover la instalación en Chile de empresas y centros tecnológicos globales operando en las industrias del futuro, como la de la electromovilidad y las nuevas formas de generación energética, y con ello dar un fuerte impulso al desarrollo científico y tecnológico nacional.


La segunda, es si licitaciones no orientadas por objetivos y una estrategia de crecimiento tecnológico corresponden a los tiempos actuales, en que las decisiones de política minera y tecnológica de los países están estrechamente entrelazadas con consideraciones ambientales y afectadas por conflictos geopolíticos. Como muestran múltiples especialistas en los nuevos minerales, los controles a la exportación chinos, por ejemplo, están integrados en un amplio conjunto de políticas, que incluyen la reorganización de la industria, la conservación de los recursos y la protección del medio ambiente. No es muy distinto el caso de los EE.UU. que, en su esfuerzo por mantener su posición tecnológica dominante, prohíbe la exportación de productos estratégicos para la economía china.


Aunque en condiciones distintas, Chile necesita también una estrategia integral que aproveche las oportunidades que abre el litio, su posición dominante en la industria cuprífera y el potencial en la producción de hidrógeno verde para obtener mayores ingresos, potenciar su desarrollo tecnológico, convertirse en un actor relevante de la transición energética global, mejorando así las condiciones de vida de quienes habitan en este país.

30 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page