• lacasacomun

¿Por qué reducir el número de parlamentarios no es una buena idea? (Aunque lo parezca)

Actualizado: hace 4 días

Por Francisco Contreras Munizaga, Gestor de contenido y proyectos La Casa Común.


No todo lo que brilla es oro.


Ayer se rechazó el proyecto del gobierno para reducir la cantidad de Diputados/as de 155 a 134. Éste, aunque suena bien y es popular, puede que no sea lo mejor para el nuevo Chile que queremos, donde todos y todas tengan voz.


Te presentamos 6 razones para que no caigas en la trampa de Piñera:


1) Tendremos menos representatividad. Menos representantes, menos pluralismo político. Se busca “mayor gobernabilidad” que podrían derivar en las recordadas “cocinas”. Necesitamos (y merecemos) un espacio de deliberación política que plasme la diversidad de nuestro pueblo.


2) Quieren traer de vuelta el binominal. Sí, el gobierno de Piñera ha mostrado intención de hacerlo, ya que en la propuesta se contempla que gran cantidad de distritos vuelvan a elegir de a dos representantes y, así, se ampliaría la brecha entre representantes y representados. Revivir un enclave de la dictadura no sería una buena idea para una democracia sana.


3) Habrá menos diversidad. Al reducirlos de esta forma, se elegirán menos representantes por distrito, por lo que hay menores posibilidades de que grupos poco representados e históricamente postergados sean elegidos. Es el caso de grupos étnicos, disidencias sexuales, mujeres y grupos religiosos. En sociedades cada vez más heterogéneas, las instituciones y la democracia deben adecuarse. ¡Profundización democrática!


4) No solucionará los problemas del Congreso. Con esta medida: no se generará una mejor calidad de política, el legislativo no será más eficiente, no se agilizarán los tiempos ni calidad de legislación y, por sobre todo, no ayudará a solucionar los problemas de legitimidad de la institución. No hay evidencia en ciencia social que la respalde.


5) ¿Quien gana y quién pierde? Adivina: ganan los mismos de siempre ¿por qué? Porque las élites ya están representadas y, de manera constante, buscan evitar que grupos subrepresentados lleguen al poder. Pierden los de siempre, porque necesitamos abrir más espacios democráticos, no cerrarlos.


6) No debiera ser una decisión del todo política. Hay razones demográficas, del CENSO y estándares internacionales.


Entonces, ¿Qué hacer?


Para ayudar a solucionar los (hartos) problemas que presenta nuestro Congreso, podemos apuntar a acercarlo a la ciudadanía, mediante algunas herramientas como:


-Eliminar el Senado y constituir un congreso unicameral. Es decir, sólo un estamento de legislación.

-Reducción de salarios. Lamentablemente, las fuerzas conservadoras impidieron una reducción superior al 25% actual. Es posible reducir más las dietas y hacerlas más transparentes.

-Mejor acerquemos a la ciudadanía. Aumentar los mecanismos de participación ciudadana, otorgar mayores facultades a los gobiernos locales y mejorar la fiscalización en el Congreso.


NO CAIGAS EN LA TRAMPA. Necesitamos más democracia, no menos.


¿Te gustó este contenido? Casa Común se financia por personas como tú que aportan para seguir informando y generando contenidos ¡Hazte soci@ para seguir construyendo el nuevo Chile!

105 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Fundación La Casa Común

puertasabiertas@lacasacomun.cl